Qué hacer y ver en Salamanca en un fin de semana: la escapada perfecta

La Catedral, parada obligatoria en tu fin de semana en Salamanca

Ubicada en el noroeste de España, a poco más de dos horas de Madrid, Salamanca es una ciudad encantadora que se detiene en el tiempo. Recuerdos de un histórico pasado y la viveza de su presente lleno de estudiantes. Por todo ello, es una escapada perfecta. Te aconsejo sobre qué ver y hacer en tu fin de semana en Salamanca.

El hogar de la universidad más antigua de España atrae a una población estudiantil vibrante, lo que la convierte en la mejor opción para muchos estudiantes Erasmus y turistas internacionales. Salamanca tiene mucho que ofrecer para pasar un fin de semana lleno de turismo, con comida de gran valor y paisajes impresionantes.

Qué ver en Salamanca en un fin de semana

Salamanca tiene una cantidad innumerable de museos, catedrales y conventos que puedes ver en un fin de semana. Pero si solo tienes tiempo para visitar uno, las partes antiguas y nuevas de la catedral son imperdibles. Sentada con orgullo en la Plaza de Anaya, ofrece a los turistas la oportunidad de ver la ciudad desde la intrincada torre en la parte superior.

Enamórate del increíble casco antiguo de Salamanca

Catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988, sobran las palabras. El casco antiguo de Salamanca está hermosamente conservado y es un must-see. La inconfundible arquitectura de piedra arenisca se encuentra dispersa por todos los monumentos más famosos de la ciudad.

Interiores de la Universidad de Salamanca

Qué hacer en Salamanca en un fin de semana

En un fin de semana tienes muchas cosas que ver en Salamanca. Pero…¡sigue siendo fin de semana! Así que tienes que incluir en tu plan momentos de ocio y relajación. Pocas cosas pueden hacer que tu mente se evada como unas deliciosas tapas. De hecho, para qué engañarnos, ¡da igual que sea fin de semana o no! Cualquier viaje a Salamanca debe incluir su buena ración de tapas.

Las tapas españolas tampoco decepcionan en Salamanca

La calle Van Dyck es famosa en Salamanca por su fantástica selección de bares de tapas a precios increíbles. A pesar de la considerable población estudiantil, la exquisita selección de comida atrae a todas las edades y ofrece algo para todos, tanto de gusto como de presupuesto.

Salamanca ha conservado la sensación tradicional de los bares de tapas clásicos. Es decir, taburetes altos y gente que se reúne para charlar y mezclarse. Siempre con una copa de vino (o una cerveza) en la mano y un pincho para picar con tus acompañantes. Puede que tengas que ponerte tu armadura para conseguir un sitio los viernes y sábados por la noche para ir a un bar. Pero por el ambiente verdaderamente vibrante y la comida de gran calidad, ¡vale la pena la lucha!

Las opciones son infinitas y la elección ideal solo la puede determinar tus gustos. Pero como en este post te estoy aconsejando yo…¿por qué parar ahora? ¡Me encantó el Mesón Los Faroles! Para no alargarme mucho, os dejo enlace a mi review en TripAdvisor

Salamanca: lugar de comidas largas y perezosas

Salamanca no es una ciudad excesivamente grande. Para mí, eso solo son ventajas. Básicamente porque te ofrece la oportunidad de disfrutar más de cada momento. Y de recrearte en todo lo que hagas. La mundialmente famosa siesta se toma muy, muy en serio. Así que, ¿qué es mejor que hacer a la hora del almuerzo que darse un festín con el menú del día y tomarse tu tiempo? Sí, después no vas a ser capaz de caminar. Pero Salamanca se puede ver sin problemas en un fin de semana. Así que después de comer, siempre puedes echar una cabezadita en tu hotel (aquí el que te recomiendo yo, por su inmejorable ubicación).

Qué ver en un fin de semana en Salamanca: la Playa Mayor

Qué hacer una noche de fin de semana en Salamanca

Gracias a la población estudiantil, Salamanca cuenta con bares, pubs y discotecas por todo el centro, que se adaptan a los gustos de todos. La ciudad dispone de una gran cantidad de opciones a precios razonable. Además, también cuenta con muchos clubes, que no comienzan a llenarse hasta alrededor de las 3 am, ¡así que no hay prisa!

Qué visitar en Salamanca en un fin de semana

Casi todo lo que te he contado hasta ahora puedes hacerlo en un día (aquí guía para no perderte nada importante si solo tienes un día en Salamanca). Como estamos planeando qué hacer un fin de semana en Salamanca, digamos que sábado. Así que aún te queda todo domingo para disfrutar. Y acabar de enamorarte por completo.

No importa lo pesada que haya sido tu noche de descanso, nada mejorará una cabeza borrosa y una resaca mejor que un paseo por el Parque de los Jesuitas (Calle Príncipe de Vergara). Cuenta con los suficientes bancos para acomodar a toda la ciudad, salpicados de arcos y enrejados en un vasto espacio verde. Te sentirás como a un millón de kilómetros de distancia cuando en realidad estás a solo unos minutos de una de las calles más importantes de Salamanca, la Gran Vía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *