¿Qué ver en Menorca? Ruta para 1, 2 o 4 días

Menorca es la segunda isla más grande del archipiélago balear, sólo superada en extensión por Mallorca. Sin embargo, cuenta con menos población que Ibiza y el turismo que recibe incluso en temporada alta es muy inferior al del resto de las islas. Si estás buscando qué ver en Menorca, aquí te dejamos rutas preparadas para 1 día, para 2 días o para 4 días.

Qué ver en Menorca en 1 día

Precisamente porque tiene menos visitantes, Menorca resulta acogedora en cualquier época del año a todos aquellos viajeros que se desplazan buscando calma y tranquilidad. Y tiene mucho más para ver de lo que se piensa. ¡Te lo contamos!

El casco antiguo de Menorca y el puerto de Mahón

Mahón es la capital de Menorca y cuenta con un centro histórico precioso. En él puedes callejear durante horas por zonas peatonales acondicionadas para el disfrute de sus visitantes. Además, en él te encontrarás no sólo con multitud de pequeñas tiendas llenas de productos artesanales, sino también acogedores bares y restaurantes en los que degustar su cocina tradicional.

Mahón se encuentra situado en uno de los puertos naturales más protegidos del mundo y, por ello, la ciudad fue un punto estratégico en el que la Armada Inglesa instaló su base naval. Por este motivo, si te hospedas en el centro de la ciudad y decides pasear por sus calles, irás descubriendo detalles británicos en la mayor parte de los edificios.

El Mercado del Claustro, el edificio del Ayuntamiento, el bastión de Sant Roc, y la Iglesia de Santa María son algunos de los must-see de la ciudad. Y al terminar el recorrido por la parte alta de la capital, el paseo marítimo y sus numerosos restaurantes te esperan para que repongas fuerzas.

El Puerto de Mahón, en Menorca, es uno de los puertos naturales más protegidos del mundo.
Puerto de Mahón.

La Fortaleza Isabel II de La Mola, el castillo de San Felipe y el fuerte Marlborough

La fortaleza de La Mola es una para obligatoria que ver en Menorca. Empezó a construirse en 1848 y se inauguró en 1852, aunque las obras no finalizaron hasta el año 1875. Uno de los motivos que impulsó la creación de dicha fortificación fue la creciente enemistad entre las tropas inglesas y francesas, debido a los conflictos derivados de las interacciones ocurridas durante sus travesías por el Mediterráneo.

El tour guiado te permite conocer muchas de las curiosidades de este mágico lugar, que, a pesar de no ser nunca atacado, presenció situaciones como las represalias a los prisioneros republicanos de la postguerra civil española.

Además de los numerosos miradores, que ofrecen unas vistas inmejorables del puerto natural de Mahón y de los diversos elementos defensivos de la isla; La Mola cuenta con una estrecha galería de 390 metros de longitud dividida en 48 pequeñas estancias, desde las que dos fusileros por cámara podían disparar para defender la zona del foso. Precisamente en la entrada a este lugar, se han grabado algunas de las cacofonías más insólitas del archipiélago balear. Otro de los reclamos de la fortaleza es la batería Vickers, formada por dos enormes cañones que tienen un alcance de 35 kilómetros de distancia.

Si después de esta visita, que fácilmente se puede alargar unas tres horas, aún sigues con ganas de impregnarte de la historia defensiva de Menorca, puedes visitar el castillo de San Felipe o el Fuerte Marlborough.

La Fortaleza Isabel II de La Mola es una parada obligatoria que ver en Menorca en 1 día.
Fortaleza Isabel II de La Mola. Foto cortesía de Mar Merino.

El faro de Favàritx y la Albufera des Grau

Seguimos con nuestros consejos sobre qué ver en Menorca para dirigirnos al faro de Favàritx. Este se encuentra al noreste de la isla – a tan sólo unos 17 kilómetros de Mahón – y está ubicado en el parque natural de la Albufera des Grau.

El entorno natural del faro de Favàritx se caracteriza por la ausencia de vegetación, la negra coloración de las rocas circundantes y por el estanque de agua de lluvia temporal que se crea cerca de la carretera de acceso.

La enorme torre del faro tiene una altura de 28 metros y ha sido pintada alternando los colores blanco y negro en espiral hasta su cúspide. Cuando ya te hayas deleitado observando el romper de las olas a tus pies, puedes poner rumbo a la Albufera des Grau y pasear mientras observas este fantástico paraje natural protegido y las aves autóctonas que en él habitan.

Qué ver en Menorca en 2 días

Si tienes la suerte de poder quedarte en Menorca otro día más, te recomendamos una pequeña vuelta al casco antiguo y un par de visitas especiales.

El casco antiguo y el puerto de Ciutadella

Aunque Mahón sea la capital de Menorca, Ciutadella es una de las ciudades más populares de la isla. Su fama se debe principalmente al renombre internacional que han adquirido las fiestas de Sant Joan, que se celebran cada año a partir del 20 de junio. De hecho, si sólo has visto imágenes de Ciutadella durante sus fiestas, cuando las calles se encuentran abarrotadas de gente de todas las edades, te sorprenderá la tranquilidad que en ellas se respira el resto del año.

Durante el paseo por el centro de la ciudad deberías pararte a visitar la Catedral de Santa María, el Ayuntamiento, la Plaza del Born y el puerto en el que tradicionalmente se celebran los Jocs des Pla.

Puerto de Ciutadella es una parada obligatoria que ver en Menorca en 2 días.
Puerto de Ciutadella. Foto cortesía de Mar Merino.

Naveta des Tudons

La Naveta des Tudons es el monumento funerario prehistórico más famoso de las Islas Baleares y fue construido alrededor del año 1000 A.C., hecho que lo convierte en el más antiguo de Europa. Uno de los aspectos más sorprendentes de esta construcción autoportante que mide 13 metros de largo y 6 de ancho, fue el hallazgo de numerosos cuerpos acompañados de sus pertenencias personales.

Qué ver en Menorca en 4 días

Nos adentramos en las recomendaciones sobre qué ver en Menorca dirigidas a aquellos que han decidido pasar varios días en la Isla. Y empezamos por felicitarles, ya que no han podido tomar mejor decisión. Preparaos para una de las mejores vacaciones de vuestras vidas.

Día 3 en Menorca

Hemos reservado el día 3 de nuestra guía para ver algún pueblo pequeño, algún faro muy bonito y, también, para empezar a adentrarnos en las calas de Menorca, que no son las de Ibiza, pero también te encontrarás con algunas increíbles.

Fornells

Fornells es un pequeño pueblo de pescadores situado al norte de Menorca, que tiene la fama de contar con algunos de los mejores restaurantes para degustar la caldereta de langosta típica de la zona. Por ello, el mismísimo Calleja en el programa Volando voy se trasladó a dicha localidad para aprender a elaborarla con la ayuda de la mujer más longeva de la zona. Otro de los atractivos de Fornells es el paseo que recorre su bonita bahía y que conduce hasta la Torre de Fornells, que ofrece fantásticas vistas del pueblo y de su costa.

Faro de Cavallería y Cala Pregonda

Cala Pregonda es un parada obligatoria que ver en Menorca en 4 días.
Cala Pregonda. Foto cortesía de Mar Merino.

Cuando cae la tarde, puedes desplazarte hasta el Faro de Cavallería, que se encuentra a unos 6 kilómetros de Fornells. Allí – si el cielo está despejado – disfrutarás de una de las puestas de sol más espectaculares de toda la isla.

Una de las playas más bonitas de la zona es Cala Pregonda, cuyas formaciones rocosas que emergen del mar fueron popularizadas por la portada del disco Incantations de Mike Oldfield.

El acceso a la cala debe hacerse a pie y conlleva una caminata de aproximadamente unos 20 minutos, por lo que es recomendable disponer de calzado cómodo y apropiado. A tu llegada podrás deshacerte de él y disfrutar de aguas cristalinas que contrastan con el color anaranjado que caracteriza sus arenas.

Necrópolis de Cala Morell

La Necrópolis de Cala Morell se compone de catorce excavaciones realizadas en acantilados costeros que fueron utilizadas como cementerio desde la época pretalayótica hasta aproximadamente el siglo II d.C.

La entrada al recinto es gratuita y en él hay numerosos carteles informativos que describen la función de los elementos más importantes del asentamiento. Llaman especialmente la atención los múltiples niveles presentes en algunas de las estancias, la distribución de las estancias, además de las columnas y ventanas esculpidas en la roca.

La Necrópolis de Cala Morell es uno de los atractivos turísticos de Menorca.
Necrópolis de Cala Morell. Foto cortesía de Mar Merino.

Día 4 en Menorca

Hemos reservado para el último día de nuestra guía sobre qué ver en Menorca para hablarte sobre esas increíbles calas que ya mencionamos. Pero no solo eso, aún te queda también por ver un lugar realmente misterioso…

Binibeca

Binibeca es uno de los mayores atractivos turísticos de Menorca. Se trata de un pequeño pueblecito pesquero, cuyas calles inusualmente estrechas y laberínticas, y las casas completamente blancas que en ellas se encuentran, crean un ambiente único. Sin lugar a dudas, tienes que visitarlo para apreciar la belleza de este mágico lugar.

Cova de’n Xoroi

Otro de los lugares más conocidos de Menorca es la cueva que sirvió como refugio a un misterioso hombre llamado Xoroi. Según cuenta la leyenda, Xoroi provenía del mar y nada se sabía acerca de su pasado. Cuando sus pisadas en la nieve delataron su paradero, volvió a tirarse al mar y los locales descubrieron que había secuestrado a una mujer con la que estaba criando tres hijos.

Actualmente, la cueva de’n Xoroi es un bar de copas con numerosas y acogedoras terrazas en las que podrás disfrutar de magníficas vistas y buena música.

Cala Macarella y Cala Macarelleta

Cala Macarella y Cala Macarelleta son dos de las playas vírgenes más visitadas y fotografiadas de Menorca. Estas se encuentran en la décimo tercera etapa del Camí de Cavalls que rodea la isla.

La saturación de dichas calas ha provocado que el ayuntamiento impida el acceso al parking durante la temporada alta y que haya habilitado buses lanzadera que apean cerca a quienes quieren disfrutar de sus aguas transparentes.

Deja un comentario