Qué ver en Alicante ciudad, lo imprescindible y sitios curiosos

El mar Mediterráneo, playas kilométricas, un clima excelente durante todo el año y una gastronomía variada y de gran nivel. Cualquier turista que busque todo esto encontrará en la ciudad de Alicante su destino ideal. Sin ser una localidad especialmente grande, recibe millones de visitantes a lo largo de todo el año. Aunque gran parte de esos turistas llegan en verano, pues la playa es el mayor atractivo de la ciudad, Alicante cuenta con diversos sitios que disfrutar en cualquier época del año. Hoy te traemos la guía perfecta sobre qué hacer y qué ver en Alicante ciudad.

Desde la costa hasta los montes que hay en la localidad mediterránea, pasando por el centro y las afueras de la misma, su oferta turística es muy grande y, sobre todo, muy variada. Se tiende a pensar que el atractivo de Alicante se reduce a todo aquello relacionado con su situación geográfica y su clima. Sin embargo, la segunda ciudad más habitada de la Comunidad Valenciana cuenta, como ya hemos recalcado en el párrafo anterior, con una oferta mucho más grande.

Cualquier persona que acceda a conocerla en su plenitud encontrará mucha cultura e historia. Esto se puede ver en diversas construcciones históricas, museos, festejos y tradiciones que reflejan tanto o más la esencia de la ciudad que la propia playa y su turismo en ocasiones masificado.

Qué ver en Alicante ciudad

El principal atractivo de la ciudad, como todos sabréis, es la costa. Alicante cuenta con tres preciosas playas que abarcan varios kilómetros. La más concurrida es, sin duda alguna, la de “El Postiguet”. Está situada muy cerca del centro y, aunque tiene poco más de 500 metros de largo, en verano siempre está repleta. Tanto turistas como quienes se desplazan desde otras partes de la provincia suelen recurrir a ella para disfrutar del ambiente y, por supuesto, del mar Mediterráneo.

Playa El Postiguet es una de las cosas recomendadas que ver en Alicante ciudad

Las tres playas de Alicante ciudad

Además, los visitantes no suelen desaprovechar la oportunidad de andar por el paseo contiguo a la playa, en el que podrán encontrar varios restaurantes y pequeños chiringuitos de venta de “souvenirs” y otros productos. El atardecer desde “El Postiguet”, especialmente desde el final del paseo marítimo, es precioso. A partir de las 20h y durante aproximadamente una hora, las vistas son un fantástico regalo visual que también se pueden utilizar para hacer fotografías de postal.

La playa más grande de la ciudad es la de San Juan. Situada en zona de urbanizaciones, cuenta con un paseo de 6 kilómetros (misma longitud que la playa) repleto de restaurantes, bares y comercios de todo tipo. Al estar muy alejada del centro de Alicante, no suele estar tan masificada como “El Postiguet”. Sin embargo, en verano también se suelen reunir decenas de miles de personas cada día. Al contrario que “El Postiguet”, alberga muchos más turistas que habitantes de la localidad.

En último lugar, tenemos la playa de la Albufereta. Se encuentra en la zona originaria de la ciudad, por lo que está rodeada de unos yacimientos arqueológicos de los que hablaremos más tarde. Al igual que las otras dos, cuenta con arena fina. Es la más pequeña de las tres y, a su vez, la menos concurrida en los meses de más turismo. Pese a ello, y debido a la mayor tranquilidad de la misma, un buen número de alicantinos optan por acudir a ella durante el verano.

El Puerto de Alicante, la Explana de España y el Lucetum

Bien, ya ha llegado la hora de dejar la playa. Sin embargo, no nos alejaremos del mar para continuar con esta guía de qué ver en Alicante ciudad. A escasos 200 metros de la playa de “El Postiguet”, nos encontramos con el Puerto de Alicante. Sin ser demasiado grande, contemplaremos miles de barcos atracados. Si el paseo contiguo a la playa es recomendable, el del puerto debería ser prácticamente obligatorio. En la noche veraniega y con la brisa mediterránea golpeando suavemente, andar por allí es un auténtico placer. Sin estar excesivamente concurrido y con un fantástico ambiente en los restaurantes porteños (la mayoría de ellos algo caros), ofrece una vista privilegiada del Castillo de Santa Bárbara, el cual también os recomendaremos más adelante.

El Puerto de Alicante es una de las cosas que tienes que ver en Alicante ciudad

Cerca del puerto, y por lo tanto también de la playa, se sitúa la Explanada de España. Se trata de un paseo repleto de palmeras y con un precioso mosaico dibujado en el suelo. No hay época del año en el que la explanada no esté llena de gente. También suele haber, al igual que en el paseo de “El Postiguet”, varios chiringuitos de venta de diferentes productos. A lo largo de la explanada, hay varios restaurantes (algunos de comida rápida), heladerías y cafeterías. Todos ellos cuentan, por supuesto, con mesas en el exterior para que los clientes disfruten del buen clima de la ciudad.

Por fin, nos alejamos un poco de la costa. A poco más de diez minutos andando desde la playa de la Albufereta, se sitúa el yacimiento arqueológico Lucentum, el cual representa la antigua Alicante de la época romana. No es especialmente grande, pero gran parte de la ciudad se conserva relativamente bien. Se puede visitar cualquier día de la semana excepto los lunes. Además, existe la posibilidad de realizar la visita guiada, lo cual es muy recomendable y tiene el mismo precio que una visita normal. Las entradas son baratas (ninguna sube de 2,00€ por persona) y se puede acceder desde cualquier punto de la ciudad con trasporte público.

¿Qué es imprescindible ver en Alicante ciudad?

A unos 20 minutos andando de la playa de “El Postiguet” se encuentra uno de los mayores atractivos culturales que ver en Alicante ciudad. Se trata del Museo Arqueológico de Alicante, conocido comúnmente como MARQ. En él podremos encontrar miles de piezas relacionadas, en su gran mayoría, con la historia de la provincia. Desde la prehistoria hasta la actualidad, veremos rastros de todas las culturas que pasaron por la zona. Allí hay también algunos yacimientos similares a los de Lucentum. Además, cuenta con material audiovisual en el que se explica, de forma didáctica y entretenida, la historia que hay detrás de cada pieza. Al igual que en Lucentum, las entradas no son caras (3’00€ por persona como máximo) y todas las visitas son guiadas.

Ya hemos visitado el mar Mediterráneo y dos sitios relacionados con la historia de la ciudad y la provincia. ¿Qué nos falta entonces? Pues bien, nos queda uno de los bienes más preciados de la localidad de Alicante. Hablamos, cómo no, del Castillo de Santa Bárbara. Construido en el siglo IX, y tras siglos de daños y remodelaciones, todavía hoy mantiene una gran parte de su encanto. Si bien el castillo como tal es precioso, la subida hasta él (preferiblemente andando, aunque también se puede subir en coche y en ascensor) no se queda atrás.

El Castillo de Santa Bárbara es uno de los sitios imprescindibles de Alicante ciudad

Para llegar a él, hay que subir por las escaleras del decorado barrio de Santa Cruz. Una vez superado el barrio, el recorrido no es muy exigente y, además, las vistas a gran parte de la ciudad son maravillosas. Tanto las visitas guiadas como las privadas cuestan dinero, pero se pueden realizar por cuenta propia de manera gratuita. El castillo cuenta, además, con una cafetería en la que podremos disfrutar de un merecido helado tras finalizar la subida.

Sitios curiosos de Alicante ciudad

Una vez ya hemos descrito los sitios imprescindibles de Alicante, ha llegado el momento de conocer algunos menos conocidos, pero, a su vez, muy interesantes. Son los sitios curiosos de Alicante ciudad y empezaremos por los más cercanos a la playa e iremos alejándonos poco a poco.

Parque Canalejas

En primer lugar, y cerca de “El Postiguet”, se sitúa el parque Canalejas. Está al lado del puerto y llegamos a él una vez termina la Explanada de España. Sin ser especialmente grande, pasear al lado de sus árboles gigantescos es todo un lujo. Cuenta con varias cafeterías y decenas de bancos para sentarse y disfrutar de la bella vegetación del parque. Además, y si te gusta el running, es un sitio muy recomendable para correr, especialmente durante las últimas horas de la tarde.

Concatedral de San Nicolás de Bari

Muy cerca del Ayuntamiento, y a poco más de diez minutos andando desde “El Postiguet”, se encuentra la Concatedral de San Nicolás de Bari. Si eres amante de la arquitectura, su visita es muy recomendable. De estilo renacentista, y aunque ha tenido alguna remodelación, está realmente bien conservada tanto por dentro como por fuera.

La Concatedral de San Nicolás de Bari es uno de los sitios curiosos de Alicante

Basílica de Santa María

Otro bien de interés cultural que ver en Alicante ciudad es la Basílica de Santa María, que se trata de la iglesia más antigua de Alicante ciudad. De estilo gótico, no conserva tan bien sus orígenes como la Concatedral de San Nicolás de Bari (su fachada es barroca). Pese a ello, es una construcción interesante y con mucha historia detrás.

Museo Arte Contemporáneo de Alicante

Seguimos con la cultura, aunque pasamos de la religión al arte contemporáneo. El MACA (Museo Arte Contemporáneo de Alicante) se encuentra a escasos 400 metros de “El Postiguet”. El museo cuenta con tres plantas en las que se albergan cientos de obras de arte de todo tipo y del más alto nivel del siglo XX. Muchas de estas obras son del artista de Onil Eusebio Sempere, aunque también podemos encontrar algunas de Julio González, Joan Miró y Juana Francés, entre muchos otros. Se puede visitar todos los días de la semana excepto el lunes.

Isla de Tabarca

Por último, cogeremos un barco para viajar a la isla de Tabarca. Se trata de la única isla habitada de toda la Comunidad Valenciana. Lo más atractivo de esta pequeña isla es su faro, su iglesia y, por supuesto, su playa. Su visita es muy recomendable para los y las amantes del submarinismo. Cuenta con una docena de restaurantes y hoteles en los que pueden alojarse los turistas. Pese a ello, lo mejor es realizar la visita en un solo día.

Deja un comentario